Soldadura por resistencia: Todo lo que debes saber

El proceso termoeléctrico de generación de calor que puede unir dos o más piezas, se conoce como soldadura por resistencia. Este método está basado en generar calor a través de materiales tales como electrodos, con la ayuda de un transformador generador de corriente eléctrica, que permita producir la fundición de piezas de forma permanente y resistente.

Es una técnica que se emplea en pequeñas, medianas y grandes industrias donde se construyan maquinarias y estructuras de cualquier material. La soldadura por resistencia funciona con el paso de una corriente eléctrica a través de las piezas durante un tiempo controlado de precisión y bajo una presión equilibrada para lograr el acabo perfecto de unión y fundición.

Es importante señalar, que tanto el proceso como los materiales influyen directamente en el objetivo que se desea lograr utilizando la técnica de soldadura por resistencia.

En este sentido, conocer algunos factores determinantes en la soldadura por resistencia, tales como tiempo empleado, potencia y magnitud de la corriente, la fuerza y presión de las piezas a unir y los implementos utilizados para generar el proceso (electrodos y máquinas generadoras de a corriente eléctrica) para generar todo el calor adecuado para la fundición.

Otro factor importante es el amperaje de la corriente de acuerdo al tipo de material que se esté utilizando. El empleo correcto de cada elemento es lo que permitirá el buen contacto para la correcta soldadura.

Soldadura por resistencia: Todo lo que debes saber

Fases del proceso de Soldadura por Resistencia

El proceso de soldadura por resistencia, o también conocido como soldadura por presión, proporciona seguridad, firmeza y rapidez en los trabajos donde se emplee. Es un método utilizado por grandes masas en sectores industriales para elaborar acabado de calidad con materiales soportables y duraderos.

Para conocer aún más este proceso es indispensable conocer sus fases y lo que conlleva a obtener una soldadura adecuada

Primera Fase: Posicionamiento

Es importante tomar en consideración las piezas que se utilicen, y que las mismas estén en su posición correcta, para posteriormente proceder a la fijación mediante de la recarga de calor. Aquí la función principal la hacen los electrodos, la presión de ellos generara firmeza en la unión de las piezas.

Asimismo, la elección de los electrodos debe ser muy acorde al material que se fundirá, que puedan proporcionar a la soldadura buenas fluctuaciones de temperatura, alta resistencia y buenos puntos de unión.

Fase 2: Soldeo

En esta segunda fase del proceso de soldadura por resistencia, el papel fundamental lo juega la corriente eléctrica que se genera a través de máquinas y transformadores, para así comprimir los electrodos creando una fuente de calor que logre la fundición y por ende la unión de las piezas.

Justamente en esta etapa, se hace necesario la presión y el contacto permanente entre electrodos y piezas, alcanzando una temperatura adecuada para una soldadura resistente.

Fase 3: Mantenimiento

Es muy importante destacar como actúan los materiales y la corriente eléctrica en esta tercera fase. Al generar toda la presión entre piezas y electrodos es indispensable saber que dentro de su mantenimiento está el corte de corriente, mas no la presión de los materiales.

Es decir, debe realizarse un corte progresivo de corriente, pero no el distanciamiento de los mecanismos de unión (electrodos y piezas). Al generarse el calor se proporciona aún más la presión entre la unión de piezas que se desean soldar.

En esta fase se toma en consideración la firmeza con la que se posicionan las piezas, el contacto de lo que se desea unir, y la mayor absorción de calor a través de la corriente eléctrica.

Fase 4: Decadencia

Por ser ésta la última fase del proceso de soldadura por resistencia, es ya el tiempo de disminuir la presión y la carga de corriente eléctrica.

Ya en esta etapa solo me debe ver la seguridad y la unión de las piezas de forma uniforme, se logra bajar progresivamente la temperatura para llegar al enfriamiento y muestra del resultado final.

Tipos de soldadura por resistencia

Hay tres tipos de soldaduras por resistencia, resultan ser lo más básicos y utilizados con facilidad para fijar piezas de forma permanente. Entre estas están:

Soldadura eléctrica por punto

Se utiliza en piezas metálicas, empleando pequeños puntos de soldadura con la unión de la presión de los electrodos y la corriente eléctrica generadora de calor.

Este tipo de soldadura permite la mejor fundición de la pieza hasta lograr una unión ligera a través de los puntos que suelen presentarse separados uno del otro, y es especialmente utilizada para el ensamblaje de automóviles.

Soldadura por costura

Es un tipo de soldadura donde los electrodos llevan incorporados rodillos en la punta, esto permite el giro sobre las superficies a soldar, proporcionando una soldadura mucho más corrida, diferente a la soldadura por punto.

Es utilizada para fabricar tubos de acero, latas y otras piezas donde el acabado debe ser más liso, uniforme y estético.

Soldadura a tope por resistencia

Esta soldadura permite juntar los bordes de las piezas, haciendo un poco más precisa la soldadura, también se muestra con la ayuda de unos sujetadores que van conectados desde un transformador para poder generar la corriente eléctrica.

En síntesis, este proceso termoeléctrico de unión a través de calor reúne muchas ventajas, resulta ser un método empleados para unir piezas y formar grandes estructuras metálicas o cualquier otro material que pueda soportar calor en alta presión.

Finalmente, varios expertos en Soldaduras por resistencia o presión deducen que esta técnica favorece el volumen de producción de diferentes sectores, automóviles, maquinarias, entre otros, por ser un método de fácil empleo, rápido y muy seguro.

Actualmente, algunas industrias como Bearcart han presentado novedosos implementos con los cuales se puede aplicar la soldadura por resistencia. Marcas como NIMAK desarrollan y produce robots y pistolas de soldadura manuales y máquinas de soldadura para poder realizar soldaduras de resistencia.

Otras como Brauer, Ivostud o VBS tienen producciones masivas de vehículos donde ofrecen acabados únicos a través de soldadura por resistencia.

Todo esto nos lleva a considerar la soldadura por resistencia como un proceso de unión, fundición y acabado de piezas con resultados seguros y confiables.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies